Abejas de Barrio, un turismo digno en México que acelera la seguridad alimentaria

Por mariamazo, 30 Noviembre, 2023

UNESCO action in UkraineWorld Heritage

UNESCO/Juan Luis M. Acevez

Historia

Abejas de Barrio, un turismo digno en México que acelera la seguridad alimentaria

20 de Mayo de 2023

Última actualización:21 de Septiembre de 2023

Al sur de la Ciudad de México, una de las ciudades más pobladas y urbanizadas del mundo, se encuentra Xochimilco. Una zona rodeada de naturaleza cuya imagen recurrente es la de una fiesta de comensales y mariachis sobre trajineras que navegan por una red de canales de agua y chinampas (jardines flotantes). En contraste y más allá de los primeros y más frecuentados embarcaderos, diferentes grupos como el de Abejas de Barrio intercambian conocimientos científicos, locales y ancestrales por el medioambiente, y demuestran como una visión renovada y corresponsable del turismo junto con el aprovechamiento de las tecnologías digitales permite extender sus beneficios, reducir sus impactos negativos, fomentar prácticas dignas para el territorio, los recursos naturales y la cultura de las comunidades receptoras, e incluso desplegar acciones por la seguridad alimentaria y la revaloración del trabajo agropecuario.

UNESCO/Juan Luis M. Acevez

 

Sandra Corales, fundadora del colectivo, explicó que su motivación fue que las personas cuestionen y conozcan a profundidad lo que comen, a la par de valorar el trabajo del campo, para lo cual era necesario intercambiar conocimientos sobre la biodiversidad y prácticas agrícolas sustentables. Para ella, identificar qué alimentos son los más naturales permite mejorar la salud de las personas y respetar el poder de decisión sobre algo tan cotidiano y aparentemente tan simple como el comer.

Lo más radical hoy en día es que comer sea un acto de soberanía de las personas y que, en lugar de alimentarte de algo sobre lo que no tienes idea, sepas de dónde viene

Abejas de Barrio invita constantemente a niñas, niños y personas adultas a charlas y a conocer de cerca el trabajo de apicultura que realizan sobre una chinampa, un modelo de cultivo y expansión territorial flotante que sigue en pie gracias a sus habitantes. Su experiencia les ha llevado a colaborar en encuentros con otros productores y con estudiantes desde el nivel básico hasta de educación superior de la Ciudad de México y otros estados, como Oaxaca e Hidalgo. Las actividades de divulgación las realizan mediante trueque, pero han logrado identificar en un turismo responsable una opción para sostener su misión.

UNESCO/Juan Luis M. Acevez

“El campo es real, palpable y tangible, y los recurridos o experiencias turísticas llevan a las personas visitantes hacia dentro de dichos procesos de una manera pedagógica y amable”, dice Sandra, por lo que invita a las personas a que sean apicultoras por un día, organiza degustación de mieles y charlas técnicas para confrontar y desmitificar prejuicios sobre las abejas y sobre el trabajo agropecuario, en especial de habitantes de zonas urbanas donde el campo parece no ser cercano.

Cuando las personas tienen la oportunidad y el acercamiento es bastante vas a otro nivel que es el más profundo e increíble del turismo que es no romantizar las cosas

Abejas de Barrio entabla colaboraciones con productores de Xochimilco y de zonas cercanas desde sus inicios, pero al crear su página de Internet ampliaron su exposición y se incrementaron las visitas desde otros estados de México, con quienes intercambian puntos de vista y mejores prácticas. Esto también les permitió reconocer una forma de acelerar las acciones de concientización ambiental, por lo que transitaron a otras plataformas digitales para beneficiar más a la comunidad y atraer a un público que ya estaba en movimiento mediante el turismo.

Continuar leyendo: unesco.org